??

05 Octubre 2012

Chile medirá y buscará mitigar huella de carbono de sus embajadas

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile lanzó un programa para medir y verificar su huella de carbono, que aplicará a cinco embajadas alrededor del mundo, así como en sus principales inmuebles ubicados en Santiago.

La medida se hará efectiva en las misiones de Chile ante Naciones Unidas y la Unión Europea, las embajadas en Brasil y China, así como en el consulado general en San Francisco, Estados Unidos.
El organismo busca incorporar progresivamente en su gestión la reducción y compensación de sus emisiones de gases de efecto invernadero, como reflejo de la prioridad del Estado en el combate del cambio climático.

Por lo mismo, decidió aplicarlo también en su sede del edificio José Miguel Carrera y la Academia Diplomática Andrés Bello, ambas emplazadas en el centro de la capital.

“Estamos reafirmando nuestro compromiso más íntimo con el cuidado al medio ambiente y dando cuenta de nuestras responsabilidades internacionales como ministerio”, comentó el subsecretario Fernando Schmidt.

Agregó que “hoy diplomacia verde es sinónimo de diplomacia moderna y que la huella de carbono significa en un nuevo estándar, que ya se está haciendo exigible en diversas áreas, como son nuestras exportaciones”.

El presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Joseph Deiss, destacó esta iniciativa, señalando que “es un gran ejemplo de la diplomacia verde de Chile, de su intención de moverse hacia una economía verde”.

“También es un gran ejemplo de la firme voluntad de Chile como uno de los países que contribuye a la reducción del 0,2% de emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, participando activamente en la respuesta global al cambio climático”, finalizó.